Archivo de la categoría: Longchenpa

La mente ordinaria

La_mente_ordinariaSiempre que percibimos, somos el perceptor; siempre que hablamos, somos el que habla. Somos el demandante y el que se encarga de al pesquisa. El agente de estas acciones es siempre la mente ordinaria, con sus opiniones convencionales y puntos de vista, y también con su sensación de que estas opiniones y puntos de vista deben ser trascendidos. Incluso la terapia mas sofisticada para la mente samsárica descansa en una interpretación, basada en el lenguaje, los conceptos y la imaginación, en indicar algo desde una perspectiva particular. Aquella clase de relación nos mantiene atados a los patrones humanos y a la expresión de la conciencia humana. Cualquiera de sus atracciones, no es un gran logro. Tharthang Tulku
Longchenpa
Del libro “Ahora que voy a morir”
artdetat.com

“En el fondo de nuestro ser brilla un sol -el mismo para todos-
que está compuesto de Bien, Verdad y Belleza.
Platón

El ebrio elefante de la mente

LongchempaLa devoción es como el gran océano la alta mar:
lleno de lo que es saludable,
manteniendo completamente su sabor.
Sus olas de fe surge, nunca vacilan –
Permitid que la devoción rebose
en vuestro corazón de inmediato.

La dedicación es como el inagotable tesoro del cielo:
dedicando todo al reino de la realidad,
la riqueza no disminuirá
sino que crecerá incluso más.
(En) el estrato de un sabor pleno de sentido,
los otros dos estratos están espontáneamente presentes –
Purificad los tres aspectos (de la situación) –
de su concretización de inmediato.

El regocijo es como el valor del cielo:
sus méritos son ilimitados,
es inobjetivable sin orgullo,
completamente transparente e inconmobible –
Permitid que el regocio siga creciendo de inmediato.

Además, la inspección es como un gancho de acero:
mantiene el control sobre el indomesticado,
ebrio elefante de la mente.
Alejándolo del mal y atándolo a lo que es saludable –
Permitid que la inspección resida en vosotros de inmediato.

Longchempa
“Ahora que voy a morir”

artdetat.com

El verdadero Guru

Dilgo Kientse… Vuestra exsitencia corporal, una ocasión única y
momento oportuno,
es como un bote apreciado:
mientras todavía tengáis el poder de pilotarlo
a través del océano de las frustraciones,
esquivad la holgazanería, la indolencia y al pereza.
Activad el poder del esfuerzo energético de inmediato.

El verader Guru es como una escolta en una ruta peligrosa: con gran devoción, confiado del cuerpo, la palabra y la mente,
depended de esta guía que protege
contra el enemigo del samsara.
Honradlo y confiad en él de inmediato…

Longchenpa

artdetat.com

En el momento de la muerte hay dos cosas que cuentan:
lo que hayamos hecho en la vida
y el estado mental en que nos hallemos entonces”
Chogyal Rympoché

Entre el samsara y el nirvana

nuages sombres jpgEn nuestro nivel de práctica y comprensión, tender un puente sobre el hiato entre samsara y nirvana, entre la mente ordinaria y la realización verdadera, parece problemático y difícil. El salto de un reino al otro no puede ser entendido con la mente racional sola. No obstante, la dificultad misma surge sólo dentro del marco de la lógica y el pensamiento samsárico. Desde nuestra perspectiva relativa, la operación del karma genera nubes gruesas que nos dejan en la oscuridad, incapaces de percibir la realidad, ver el futuro, entender el pasado o comprender la naturaleza y dinámica del tiempo. Sin nada más con que andar que la racionalidad ordinaria, confiamos en convicciones relativas, que la razón, la ciencia, y la historia confirman. Tharthang Tulku

Longchenpa
“Ahora que voy a morir”
www.artdetat.com

“La ira sin fijación no es más que sabiduría
que ve con claridad”
Pema Chödron