Archivo de la categoría: Meditación

La meditación solitaria

La_meditación_sentada

Tierra labrada

Puedes comprar un pedazo de tierra, rastrillarlo, construir una casa y cultivar los campos convencido de que estas actividades te producirán felicidad y satisfacción en el futuro. Pero, simplemente no va a ser así. El único territorio que vale la pena de reclamar es el baluarte de la simplicidad primordial, la esencial e invariable naturaleza de todas las cosas. La manera de conquistarlo es a través de la meditación solitaria, progresando hacia los diferentes estadios del camino que desemboca en la Gran Perfección. Una vez hayas tomado posesión de estas tierras, podrás morar en ellas el resto de tu vida, después de la muerte y durante tus futuras reencarnaciones. Pero hasta llegar a este lugar, debes estar preparado para afrontar miles de actos de valentía.

Dilgo Khyentse y Padampa Sangye
Del libro “Los cien versos de consejos”
artdetat.com

“El camino a Dios va por el encuentro conmigo mismo,
por abajarme a mi propia realidad”
Anselm Grün

Nos hacemos uno con ellos

Ser_uno_con_todos“Tendo Nyojo decía: “Aunque no hayamos alcanzado la iluminación en nuestras vidas pasadas, en ésta sí podemos alcanzarla. Antes de que nuestros predecesores alcanzaran la iluminación fueron como nosotros somos ahora; por tanto, cuando nosotros alcanzamos la iluminación nos hacemos uno con ellos”

Dokushô Villalba
Del libro “La voz del valle, el color de las montañas”
artdetat.com

“Si queréis practicar el Drama,
debéis cuidar que los honores de los hombres y de los dioses
no os limiten”
Dokushô Villalba

Cuando alguien se sienta

meditación“Cuando alguien se sienta, y sólo permanece sentado, como un árbol, como una piedra, sin hacer nada, sucede: desciende algo desde arriba que penetra en el hondón de su ser. Le rodea una luz sutil… un resplandor, y a su alrededor puede sentirse una bendición. Y puede sentirlo incluso gente que no sabe qué es la meditación. Sentirán ese impacto con sólo pasar a su lado. Esa bendición ha sido llamada beatitud, divinidad. Dios no es una persona, sino una profunda experiencia que tiene lugar cuando no haces nada y al experiencia fluye en ti… su inmensidad, su beatitud, su gracia. No está haciendo nada, ni siquiera esperas nada. Careces de motivo. Estás ahí como un árbol frente al viento, o como una piedra sentada silenciosa junto al lecho de un río. O como una nube encaramada a la cima de una montaña… simplemente ahí, sin ningún movimiento propio.
En ese momento no eres un yo, en ese momento eres un no-ser. En ese momento no eres una mente, eres una inmente. En ese momento no tiene un centro. En ese momento eres inmenso… vastedad sin límites… y de repente, el contacto. ¡De repente, ahí está! De repente estás colmado, rodeado de una presencia desconocida. Es tremendo”.

Osho
Del libro “Dijo el Buda…”

artdetat.com

“Sólo te pertenece lo que no puedes perder al hundirte en un barco”
Al-Ghazzàlî

Las prácticas de meditación

Las_prácticas_de_mediación“Las práctica de meditación nos ayudan a descubrir una vía hacia la serenidad genuina. En ellas descubrimos que hay muchos niveles hacia silencio. El primero es sencillamente el silencio externo, una ausencia de ruido. Luego está el silencio del cuerpo, una serenidad física creciente. Paulatinamente se produce una serenidad mental. Entonces descubrimos el silencio que surge como testigo de todas las cosas, y más tarde otros veinte niveles de absorción silenciosa en la oración y meditación. Profundizando más llegamos al silencio indescriptible que está más allá de la mente, el silencio que da nacimiento a todas las cosas. Penetrar en el silencio es un viaje, un soltarse en niveles progresivamente cada vez más profundos de serenidad, hasta que desaparecemos en la espaciosidad”

Jack Kornfield
Del libro “Después del éxtasis, la colada”

artdetat.com

“Se necesita presencia para tomar conciencia de
la belleza, de la majestad, de la sacralidad de la naturaleza”
Eckhart Tolle

Buda nos ve a todos como narcisos

meditacion_budistaLejos de ser una labor narcisista, tal y como muchos psicoanalistas y eruditos religiosos la han etiquetado, la meditación budista es más bien un intento de deshacer y exponer el narcisismo en todas sus vertientes. Buda nos ves a todos como Narcisos, contemplando y cautivados por nuestros propios reflejos, languideciendo en nuestros intentos de autosuficiencia, luchando desesperadamente contra todo lo que nos recuerda nuestras naturalezas pasajeras y relativas. Su mensaje es una llamada a despertar. Él trata de despertarnos de nuestra ensoñación narcisista, de reorientar nuestra atención de la preocupación por apuntalar un sentido del yo inevitablemente deficiente al conocimiento de lo que él llama “la Noble Verdad”.

El nacimiento, la vejez, la enfermedad y la muerte son desagradables no sólo porque son dolorosos, sino también porque son humillantes. En uno de sus primeros escritos sobre esto, Freud reconoció que la incapacidad de tolerar verdades desagradables sobre uno mismo es un componente esencial del narcisismo. Las enseñanzas de Buda hacen de esta observación la piedra angular de su psicología.

Mark Epstein
“Pensamiento sin pensador”
artdetat.com

El reto consiste en experimentar el terror sin miedo y
el deleite sin apego”
Mark Epstein

 

Compromiso en la oscuridad

monje_cristiano“Para la plenitud de la vida cristiana, se necesita del compromiso que se crea en la oscuridad, que es un aspecto de la fe. Es preciso que vayas a lo profundo para arraigarte plenamente en Cristo, para estar en la oscuridad de la “no experiencia”, de nada que te aporte seguridad. Pero luego, como la vida en este arraigo te hace crecer, creces hacia arriba y hacia adentro en la luz de Cristo. Entonces la cuestión no es que “no sucede nada”, sino que “no hay nada que no esté sucediendo”.

John Main
Del libro “Maranatha” El camino de la meditación

artdetat.com

“El camino es saltar por encima de nosotros mismos
y ese camino es el mantra”
John Main

La atención consciente

caminandoPractica la atención consciente, volviendo una y otra vez exactamente a donde estás y lo que estás experimentando: los pies en el suelo, la rodilla que te duele, el agua cadente cayendo sobre las manos, el aire del invierno escociéndote los ojos, el sonido de un martilleo, el olor del café.
Después añádele a esa experiencia un profundo aprecio por cada uno de los momentos únicos y preciosos. Tal vez estés deseando que los obreros dejen de martillear; llevan haciéndolo todo el día, todos los días durante un mea, y estás harta. Pero pasará. Y cuando lo recuerdes un año después parecerá que el martilleo se acabó en un abrir y cerrar de ojos. Oír el martilleo es una experiencia fugaz y transitoria y cada vez que suena el martillo es un momento único. No vas a volver a oír un sonido exactamente igual otra vez.

Pema Chödron
Del libro “Vivir bellamente”

artdetat.com

“Cuando la actitud de uno hacia todo se convierte en devoción,
la Divinidad se revela”
D. Hawkins

Meditación y terapia

terapiaAl igual que la meditación, la psicoterapia tiene el poder de revelarnos que nuestro pensamiento es una construcción artificial destinada a relacionarnos con un mundo que es, a la postre, impredecible. Y, del mismo modo que la meditación, la terapia puede mostrarnos hasta qué punto nos identificamos con nuestra mente consciente, como hacía Nakulapita con su decrépito cuerpo. En este sentido, pues, la psicoterapia nos brinda una posición privilegiada para asomarnos al estado de liberación mental que se deriva de la ausencia de identificación, algo que suele ocurrir, precisamente, en aquellos momentos en que menos seguros nos hallamos de cuál debe ser el efecto de la terapia.

Mark Epstein
Del libro “Contra el yo”

artdetat.com

“Para buscar la vida hay que destruir el vivir,
el “uno” debe morir”
Ramesh S. Balsekar

 

 

El cultivo del amor

meditaciónCultivar el amor es acercarnos al interior de las personas, es decir, a su verdad, a su razón de ser, a su verdadera y profunda motivación, a través de Dios. Por eso cualquier persona puede aprender el Bhakti-Yoga si sigue su vida religiosa del modo que la sienta como más verdadera, dentro de cualquier formulación religiosa concreta. Sería absurdo excusarse con los defectos que puedan citarse de la propia religión, por ejemplo sobre su organización, sobre su formulación dogmática o sobre alguna experiencia desagradable que se haya tenido, para cerrarse a la necesidad interior de la vida espiritual. Aprendamos a superar los condicionamientos y experiencias negativas que tengamos, de modo que lo uno no se oponga a lo otro. Quienes hayan sufrido esas experiencias negativas, desagradables o limitadas en su vida religiosa anterior, no tienen porque prescindir de lo mejor, la parte viva, interna, inmediata: la unión personal con Dios.

Antonio Blay
Bhatki-Yoga

artdetat.com

“Quien realiza de un modo perfecto el amor, realiza a la vez,
el pleno conocimiento, la plena sabiduría y la plena potencia”
Antonio Blay

La misteriosa alquimia

Desjardins y EricPara guiarme, Arnaud Desjardins no se esforzaba por planificar o crear deliberadamente condiciones difíciles que me permitieran progresar espiritualmente. No era necesario. Una larga observación y mi experiencia me permitieron comprender que lo que sucede en la proximidad de un maestro está impregnado de una misteriosa alquimia. Al encontrarse en consonancia con corrientes subterráneas universales y sutiles, Arnaud deja que emerjan a su alrededor situaciones, sincronismos y oportunidades que, si se toman al vuelo, pueden favorecer la evolución interior. El hecho de encontrarme viviendo en este inhóspito desierto de hielo tenía un sentido profundo, difícil de descifrar si me limitaba estrictamente a las meras apariencias. Apariencias que, en ese momento, pesaban muchísimo. Desde el punto de vista de la perspectiva común, es difícil comprender que la presencia viva del sabio tiene algo de temible, en el sentido de que está a favor de una realidad espiritual trascendente e impersonal. No obedece a las exhortaciones que tratan de imponer los impulsos habituales de repliegue y protección. Recuerdo que cuando Amritanandamayi (Amma) fue invitada al ashram de Font d’Isière, se colocó una gran pancarta en el miro del hostal que decía: “Bienvenida Ammachi”. Al verla, Arnaud dijo: “Se debería poner: ¡Cuidado, peligro! El encuentro con un gran sabio nunca es fácil”

Eric Edelmann
Del libro “Mangalam”

artdetat.com

“Aquel para quien todo es como nada, y nada como todo,
es juzgado como digno de ver el rostro del Bienamado”
Angelo Silesio