Archivo de la categoría: Al Ghâzali

Consejo del sabio Luqman

PalomaOh hijo mío, se cuenta que entre los consejos que dejó el sabio Luqmân a su hijo se encuentra éste: “Hijo mío, que nunca se te adelante el gallo a hacer su llamado en la madrugada mientras tú todavía duermes.
Con verdad decía el poeta:

Una paloma gimió en el seno de la noche
desde una frágil rama… ¡y yo durmiendo!
¡He sido un mentiroso por la Casa de Dios!
Si fuera yo un amante,
no me superarían con su llanto las palomas.
Me jacto de estar loco de amor,
lleno de ansia por mi Señor,
y no tengo ni las lágrimas que tienen ellas”

Al Ghazâli
Del libro “Carta al discípulo”
artdetat.com

“El conocimiento sin acción es locura,
y la acción sin conocimiento no termina en nada”
al Ghazâli

Las palabras del maestro

oracionOh hijo mío, cuando se dice “resérvate una parte de la noche para velar con devociones adicionales”, se trata de una orden; cuando se dice “pide perdón en la madrugada”, se trata de una acción de gracias; “y los que imploran el perdón en la madrugada” es un recordatorio.
Y ‘alayahi al-salâm ha dicho: “Dios Altísimo ama tres voces: la voz del gallo, la voz de quien recita el Corán y la voz de quienes piden perdón en la madrugada”. Sufyân al-Thawarî decía: “Dios Bendito y Altísimo creó un viento que sopla en la madrugada llevando las invocaciones y las peticiones de perdón al Rey Todopoderoso”.
Él mismo decía también: “Cuando comienza la noche, un heraldo exclama desde el pie del Trono Divino: “¡Que se levanten quienes sirven a Dios” Y estos se levantan y oran hasta que Dios así lo quiera.
Luego a medianoche, un heraldo exclama: “¡Que se levanten los piadosos!” Y estos se levantan y oran hasta el alba. Y a la hora del alba llama otro heraldo: “¡Que se levanten quienes piden perdón!” Y estos se levantan y piden perdón.
Y cuando ya rompe el alma, llama otro heraldo:”¡Que se levanten los indolentes!” Y estos se levantan de sus camas, como muertos saliendo de sus tumbas

al Ghazâli
Del libro “Carta al discípulo”

artdetat.com

“Oh hijo mío, vivas como vivas, de seguro que morirás,
ames lo que ames, de seguro que lo perderás;
y  hagas lo que hagas, Dios te lo pagará”
al Ghazâli

 

El camino interior

las_manos_en_la_tareaOh hijo mío, te conviene que tus palabras y tus acciones se apeguen a la Ley, pues conocimiento y acción que no tienen a la Ley como modelo sin error. No debes dejarte confundir por los excesos y las exageraciones de los místicos, pues el viaje por este camino es combatiéndose a sí mismo, quebrando los apetitos del alma y sometiendo sus deseos con la espada de la disciplina, ¡no con exageraciones y vanas quimeras! Has de saber que una lengua suelta y un corazón atiborrado de vanidad y caprichos son signos funestos, y si no sometes tu alma en la sinceridad de la guerra interior, tu corazón no será vivificado por las luces de la gnosis (ma’rifa).

Al Ghazâli
Del libro “Carta al discípulo”

www.artdetat.com

“La capacidad de volver el equilibrio a sus discípulos
es uno de los dones de un maestro consumado”
Jack Kornfield