Archivo de la categoría: Oración

No pidas salud perfecta

no_pidas_salud_perfecta“No pidas salud perfecta; eso es codicia:
fabrica la medicina a partir del sufrimiento en la enfermedad.
No esperes no tener problemas; eso es simplemente pereza:
acepta las dificultades de la vida.
No esperes que tu caminar se vea libre de obstáculos;
sin ellos el fuego de tu iluminación se apagará:
encuentra la liberación en el interior de las mismas perturbaciones”
Kyong Ho

David Brazier
“El Buda que siente y padece”

artdetat.com

“Si no hubiera sufrimiento en el mundo,
en principio, la conciencia nunca habría evolucionado”
David Brazier

Deja de pensar

oración¡Renuncia tanto a los buenos como a los malos pensamientos! ¡Deja de pensar! El proceso de pensar, antes tan valioso, es ahora tu enemigo, una posible fuente de ilusiones y un obstáculo para esa “sabiduría en el vacío” que es don del Espíritu y anhelo en tu corazón. El mucho pensar y razonar puede, por desgracia, llegar a sofocar la minúscula llama de amor contemplativo que está a punto de nacer en tu interior. Tiempo es ya, pues, de abandonar todo pensamiento (aún el más bello) para practicar la oración del mero ser y del “no hacer”.

William Jhonston
Del libro “Enamorarse de Dios”

artdetat.com“Las experiencias van y vienen,
mientras lo que cuenta es mantener la calidad de la vida”
Huston Smith

 

La dificultad de orar sin esfuerzo

orandoSan Juan Clímaco dice en alguna parte que podemos familiarizarnos con cualquier ciencia, arte o profesión hasta tal punto de llevarla a la práctica sin especial esfuerzo. Pero orar sin esfuerzo no ha sido concedido a nadie; sobre todo, la oración sin distracción realizada por el intelecto en el corazón. El hombre que experimenta una fuerte atracción por esta oración puede sentir un deseo difícilmente realizable: huir de cualquier lugar, ocultarse de todos, esconderse en las profundidades de la tierra en donde ni en pleno día penetre la luz del sol, en donde se abandone toda preocupación de lo que es pasajero. Esto es comprensible pues es natural ocultar la vida íntima a las miradas ajenas; y esta oración pone al desnudo la entraña misma de nuestra alma, que no soporta ser tocada más que por la mano de su Creador.

Archimandrita Sophrony
Del libro “La oración – experiencia de la eternidad”

artdetat.com

“En mi impotencia reconozco lo que Dios quiere de mí,
lo que él puede hacer de mí cuando me llena de su gracia”
Anselm Grün

Las palabras del maestro

oracionOh hijo mío, cuando se dice “resérvate una parte de la noche para velar con devociones adicionales”, se trata de una orden; cuando se dice “pide perdón en la madrugada”, se trata de una acción de gracias; “y los que imploran el perdón en la madrugada” es un recordatorio.
Y ‘alayahi al-salâm ha dicho: “Dios Altísimo ama tres voces: la voz del gallo, la voz de quien recita el Corán y la voz de quienes piden perdón en la madrugada”. Sufyân al-Thawarî decía: “Dios Bendito y Altísimo creó un viento que sopla en la madrugada llevando las invocaciones y las peticiones de perdón al Rey Todopoderoso”.
Él mismo decía también: “Cuando comienza la noche, un heraldo exclama desde el pie del Trono Divino: “¡Que se levanten quienes sirven a Dios” Y estos se levantan y oran hasta que Dios así lo quiera.
Luego a medianoche, un heraldo exclama: “¡Que se levanten los piadosos!” Y estos se levantan y oran hasta el alba. Y a la hora del alba llama otro heraldo: “¡Que se levanten quienes piden perdón!” Y estos se levantan y piden perdón.
Y cuando ya rompe el alma, llama otro heraldo:”¡Que se levanten los indolentes!” Y estos se levantan de sus camas, como muertos saliendo de sus tumbas

al Ghazâli
Del libro “Carta al discípulo”

artdetat.com

“Oh hijo mío, vivas como vivas, de seguro que morirás,
ames lo que ames, de seguro que lo perderás;
y  hagas lo que hagas, Dios te lo pagará”
al Ghazâli

 

Convertirse en un Dios

Monje ortodoxoLos Himnos de Hermes están en contacto directo con una tradición que veía la vida espiritual como un servicio perpetuo de canto, y esto coincide mucho con la creencia egipcia de que el hombre fue creado con el único propósito de adorar a los Dioses y presarles piadoso servicio. Todo lo que tenía que hacer el hombre así concebido era pronunciar las “verdaderas palabras”  o cantar incesantemente una canción armoniosa de pensamiento, palabra y obra, según la cual el hombre crecía a semejanza de los Dioses para así, al fin, convertirse en un Dios con el Gran Dios en la “Nave de los millones de Años” o “Barca de los Eones”, en otras palabras, salvarse para toda la eternidad.

G.R.S. Mead
Del libro “Los himnos secretos de Hermes”artdetat.com

“Cuando pierdes contacto con la quietud interior,
pierdes contacto contigo mismo.
Cuando pierdes contacto contigo mismo,
te pierdes en el mundo”
Echkart Tolle

 

 

La dificultad de orar sin esfuerzo

orar_sin_esfuerzoSan Juan Clímaco dice en alguna parte que podemos familiarizarnos con cualquier ciencia, arte o profesión hasta tal punto de llevarla a la práctica sin especial esfuerzo. Pero orar sin esfuerzo no ha sido concedido a nadie; sobre todo, la oración sin distracción realizada por el intelecto en el corazón. El hombre que experimenta una fuerte atracción por esta oración puede sentir un deseo difícilmente realizable: huir de cualquier lugar, ocultarse de todos, esconderse en las profundidades de la tierra en donde ni en pleno día penetre la luz del sol, en donde se abandone toda preocupación de lo que es pasajero. Esto es comprensible pues es natural ocultar la vida íntima a las miradas ajenas; y esta oración pone al desnudo la entraña misma de nuestra alma, que no soporta ser tocada más que por la mano de su Creador.

Archimandrita Sophrony
Del libro “La oración – experiencia de la eternidad”

www.artdetat.com

“En mi impotencia reconozco lo que Dios quiere de mí,
lo que él puede hacer de mí cuando me llena de su gracia”
Anselm Grün