Archivo de la categoría: Ibn Arabi

El amor no es definible

amor maternoEl amor no es definible. Es una aspiración, una energía que atrae todo el ser hacia su origen divino, ya sea por mediación de otras personas o de otras causas que no son más que el pretexto de la actualización de sus virtualidades, o que dicha afección sea pura o aparentemente pervertida. Cada uno lleva en sí las posibilidades del amor y nadie puede sustraerse al mismo, como ninguna criatura puede existir sin su Creador y ningún servidor sin su Señor.
Sin duda alguna pueden encontrarse muchos ejemplos y situaciones para ilustrar los temas del amor universal. Pero los más significativos y los inmediatos siguen siendo el amor materno, el amor conyugal y la caridad.
¿Acaso no reproduce la madre, consciente o inconscientemente todo el proceso amoroso de la creación? Ella concibe al hijo fruto del amor, lo desea lo mismo que a Dios le gusta conocer el Tesoro escondido en su Esencia, quiere dar a conocer por amor, como así lo dijo por boca de Su Profeta Bendito. Y cuando el niño nace, la madre no deja de darle cariño y protegerlo en virtud de una ley innata y espontánea de amor.

Ibn Arabi
Del libro “Tratado del Amor”

artdetat.com

“Aquietarse, mirar y escuchar, activa la inteligencia
no conceptual que anida dentro de ti.
Echakrt Tolle

El amor es una aspiración

Los_nombres_de_AlahEl amor no es definible. Es una aspiración, una energía que atrae todo el ser hacia su origen divino, ya sea por mediación de otras personas o de otras causas que no son más que el pretexto de la actualización de sus virtualidades, o que dicha afección sea pura o aparentemente pervertida. Cada uno lleva en sí las posibilidades del amor y nadie puede sustraerse al mismo, como ninguna criatura puede existir sin su Creador y ningún servidor sin su Señor.
Sin duda alguna pueden encontrarse muchos ejemplos y situaciones para ilustrar los temas del amor universal. Pero los más significativos y los inmediatos siguen siendo el amor materno, el amor conyugal y la caridad.
¿Acaso no reproduce la madre, consciente o inconscientemente todo el proceso amoroso de la creación? Ella concibe al hijo fruto del amor, lo desea lo mismo que a Dios le gusta conocer el Tesoro escondido en su Esencia, quiere dar a conocer por amor, como así lo dijo por boca de Su Profeta Bendito. Y cuando el niño nace, la madre no deja de darle cariño y protegerlo en virtud de una ley innata y espontánea de amor.

Ibn Arabi
Del libro “Tratado del Amor”

artdetat.com

“Aquietarse, mirar y escuchar, activa la inteligencia
no conceptual que anida dentro de ti”
Echakrt Tolle

Por el amor del bienamado

musulmánEl amor, has de saber, no posee al ser salvo si éste le deja sordo a toda palabra que no se la oída por el bienamado, ciego a toda mirada que no emane de él, indiferente a la palabra que no provenga del amado e indiferente incluso a aquellas pronunciadas por los que éste ama. Con el corazón sellado, sólo se deja penetrar por el amor del bienamado, con una cerradura puesta en el encubrimiento de su imaginación, para que se represente más que la forma de su amado, prohibiéndose la visión de cualquier otro que le hiciera competencia y rechazando toda descripción ajena a él, del que su imaginación pudiera adueñarse. De todo esto es como dice el poeta:

Tu imagen está en mis ojos
y en mi boca tu nombre.
Moras en mi corazón.
¿Pero dónde te escondes?

Ibn Arabi
Del libro “Tratado del amor”

www.artdetat.com

“Ninguna conducta que carezca de estabilidad y
se realice sin perseverancia será capaz de dar sus frutos”
Isaac de Nínive