Archivo de la categoría: Sri Aurobindo

Lo mejor para nosotros

Sri Aurobindo“Es generalmente el ser psíquico quien dirige el ser. Uno no sabe nada porque no se es muy consciente de él, pero generalmente es él quien dirige el ser. Si se está muy atento, uno se da cuenta. Pero la mayor parte de los individuos no se lo figuran. Por ejemplo, cuando ellos han decidido, en su ignorancia exterior, hacer una cosa y en lugar de poder hacerla todas las circunstancias se organizan para que ellos hagan otra cosa, comienzan a gritar, a vociferar, a montar en cólera contra el destino, a decir (depende de lo que crean, de sus creencias) que la Naturaleza es malvada o que su destino es funesto o que Dios es injusto, o cualquier cosa (depende de lo que ellos crean). Mientras que la mayor parte de las veces, es justamente ésa la circunstancia más favorable para su desarrollo interior. Y naturalmente, si vosotros pedís al ser psíquico que os ayude a haceros una vida agradable, a ganar dinero, a tener hijos, que serán el honor de la familia, etc., pues bien, ¡el ser psíquico no os ayudará! Pero creará todas las circunstancias necesarias para que algo se despierte en vuestra consciencia. Algunas veces habréis hecho bellos proyectos, y si hubieran salido bien estaríais cada vez más enroscados en vuestra ignorancia exterior, en vuestra pequeña ambición imbécil y en vuestra actividad sin finalidad. Mientras que si recibís un buen golpe y el puesto que codiciabais os fue denegado, y el proyecto que habéis intentado está hecho añicos, y os encontráis completamente contrariados, esta contrariedad os abre la puerta de algo más verdadero y profundo. Y cuando os hayáis despertado un poco y miréis hacia atrás, si sois algo sinceros diréis: “¡Ah, no era yo quien tenía razón, era la Naturaleza o la Gracia Divina, o mi ser psíquico quien lo ha hecho”. Es el ser psíquico quien ha organizado eso”.

Sri Aurobindo
Del libro “Enseñanzas de Sri Aurobindo y la Madre”

artdetat.com

“Si nuestra práctica no incluye a cada uno de nosotros,
no es la verdadera práctica”
Shunryu Suzuki