Archivo de la categoría: Espiritualidad

Los votos no están de moda

votosLos votos no están de moda en un mundo moderno y materialista porque no se ajustan a un dimensión horizontal. Un voto es un compromiso incondicional. Va más allá de los cálculos…
Un voto no está condicionado a la posibilidad de llevarlo a cabo. Un voto procede de la profundidad del sentimiento. Un voto conecta nuestra pequeña vida con la gran historia. Se convierte en una fuerza central organizadora que coloca a una persona sobre un camino. Todo el esfuerzo se dirige hacia cumplirlo. El sentido de identidad de la persona cambia. En este caso, él se ha convertido en un luchador por la libertad. Incluso cambia la cualidad de las cosas más pequeñas. Está constantemente atento ala forma en que cada acción contribuye o no contribuye a la causa. Está como sostenido por una inspiración poderosa…
El voto tiene un efecto organizador de nuestro carácter…
El voto en un sentido coarta en todos los aspectos de la vdia y, sin embargo, en otro mucho más importante, libera. El sentido más importante es que libera a la persona de lo trivial…
El voto da a la vida coherencia y sentido, y libera a la persona para hacer cosas que nunca le pasaría por la cabeza en tiempos de más estabilidad. El voto ciertamente desbarajusta toda nuestra vieja vida…
Saber que “No hay voto que no pueda llevarse a cabo” es aleccionador.
Existe ya un voto enterrado en lo profundo de cada uno de nosotros, un voto innato, que está gritando para que se le dé una oportunidad para salir…
¿Qué puede ser más gozoso que conocer que uno se encuentra en el sendero correcto?

David Brazier
“El Buda que siente y padece”

artdetat.com “El verdadero voto espiritual es honrar nuestra integridad,
despertar y compasión, no importe que cambios o circunstancias exijan”
Jack Kornfield

El contenido del ego

Denis Sinjakov“En el fondo son todos iguales. ¿De qué modo son iguales? Viven de la identificación y la separación. Cuando vives a través del ego, es decir, del yo creado por la mente y formado por pensamientos y emociones, la base de tu identidad es precaria porque el pensamiento y la emoción son, por naturaleza efímeros, fugaces. Así pues, todo ego está luchando constantemente por la supervivencia, intentando protegerse y agrandarse. Para sostener la idea del yo, necesita la idea opuesto de “el otro”. El “yo” conceptual no puede sobrevivir sin el “otro” conceptual. Los otros son más otros cuando los veo como mis enemigos. En un extremo de la escala de esta pauta inconsciente del ego está el compulsivo hábito egoísta de encontrar defectos en los otros y quejarse de ellos. A esto se refería Jesús cuando dijo: “ ¿Por qué ves la paja en el ojo de tu hermano y no adviertes al viga en el tuyo?” En el otro extremo de la escala, hay violencia física entre individuos y guerra entre naciones. En el Evangelio, la pregunta de Jesús queda sin respuesta, pero la respuesta; por supuesto, es: “Porque cuando critico o condeno a otro, eso me hace sentir más grande, superior”

Eckhart Tolle
Del libro “Un mundo nuevo ahora”

artdetat.com

“No somos mortales porque pecamos; sino que,
por ser mortales, estamos inclinados al pecado
Isaac de Nínive

Yo soy el que soy

Niña“La espiritualidad es sobre todo sentir que “yo soy el que soy”. Si un niño percibe que nadie toma en serio su identidad, se siente herido en su yo más profundo. “La herida espiritual es realmente responsable más que cualquier otra cosa, de que de adultos sigamos siendo unos niños sin autonomía y enormemente vergonzosos. La historia del ocaso de un hombre o una mujer comienza precisamente cuando a ese estupendo, valioso, peculiar y precioso niño el “yo soy el que soy” ya no le dice nada en absoluto” (Bradshaw,66)
Al niño se le hiere en su yo más profundo cuando no se le ama por sí mismo, por lo que es. “La frustración del anhelo del niño de ser amado como persona, y de experimentar que su amor también es aceptado, constituye el mayor drama que le puede suceder. Los padres en una familia desunida no están en condiciones de darle al niño lo que necesita, pues ni ellos mismos lo tienen. Lo que pasa en realidad es que a la mayoría de los niños de familias desunidas se les causan mayores heridas precisamente cuando más daño les hacen”. Estas heridas les mueven a cerrarse interiormente y a creer por despecho que no necesitan para nada el amor. Pero se trata de una reacción a la desesperada que endurece al hombre cada vez más y cada vez le deja más vacío. Protegerse contra esta herida le lleva a aislarse de los demás y le incapacita para entablar una relación auténtica. Eso lleva a la persona a decir no a un amor por el que en realidad suspira en lo más hondo de su ser”

Anselm Grün
Del libro “Portarse bien con uno mismo”

artdetat.com

“Para vivir una vida auténtica, tendríamos que dejar todas las ilusiones
que nos hemos hecho sobre ella”
Anselm Grün