Archivo de la categoría: Advaita

Yo soy eso

yo-soy-esoLos diálogos que forman este libro son una recopilación de la intemporal enseñanza de uno de los sabios más grandes de la India. Sri Nisargadatta Maharaj no propuso ninguna religión ni tampoco ideología alguna, limitándose a desvelar suavemente el misterio del Ser, con su mensaje a la vez sencillo, directo y sublime. La úni ca preocupación de Nisargadatta era acabar con el sufrimiento humano y su misión fue guiar al individuo hacia la comprensión de su verdadera naturaleza: el Ser todo-abarcante y todo-penetrante, eterna bienaventuranza y felicidad sin límites, de la cual surge todo cuanto existe.

 

 

Sri_Nisargadatta_MaharajNisargadatta Maharaj (17 de abril de 1897 – 8 de septiembre de 1981) fue un vendedor de cigarrillos en Bombay, y es considerado por muchos como un iluminado. Ha sido un gran maestro espiritual de la corriente Advaita y su enseñanza es admirada por ser directa e informal. Es conocido por su sublime obra I am that (Yo soy eso).
21Su padre, Shivrampant, trabajó como sirviente doméstico en Bombay y después como pequeño granjero en Kandalgaon, un pueblecito de los bosques del distrito Ratnagiri, en Majarastra. Tras la muerte de su padre, Marutti (su nombre de nacimiento) dejó el pueblo al cumplir los dieciocho años, y se fue a Bombay, donde trabajó brevemente como vendedor. Después se hizo pequeño comerciante y desarrolló su propio negocio. En 1924 se casó con Sumati Bai y tuvieron tres hijas y un hijo. Abrió una tienda de bidis (cigarrillos finos indios). Fue a partir de aquí (con unos 35 años) cuando llegó a interesarse abiertamente por los temas espirituales.

Deja que la vida fluya

Deja_que_la_vida_fluyaLo que sucede en la vida es que, aunque el reto es siempre nuevo, nuestra respuesta es vieja porque está basada en el pasado, que es recuerdo. Experimentar con la memoria es un estado; experimentar sin memoria es totalmente diferente, es un pensamiento nuevo, una inspiración que sólo puede surgir cuando la mente no está atrapada en la red de la memoria. La mente sólo es capaz de recibir lo que es eterno, imperecedero, inconmensurable, cuando está tranquila, en calma, sin buscar solución ni respuesta, sin resistirse ni rechazar. No puedes ir a ello, ello viene a ti; lo que te libera es la verdad, no el esfuerzo por ser libre.

balsekarRamesh S. Balsekar (1917-2009) nació en Bombay, India. Poco después de cumplir los sesenta años, la edad de jubilación obligatoria, Ramesh leyó un artículo sobre un guru que impartía la doctrina advaita en una zona deprimida de Bombay. Como ese tema siempre le había apasionado, fue a conocerlo y, nada más escucharlo, supo que ése sería su guru: se trataba de Nisargadatta Maharaj. Al cabo de tres o cuatro meses, Balsekar se convirtió en el intérprete de las charlas que Maharaj impartía cada mañana, y no tardó en experimentar la comprensión suprema.

Ex presidente de un banco, jugador de golf, casado y padre de familia… la descripción de Ramesh Balsekar no encaja con el estereotipo de guru indio. Tal vez por ese motivo, la mayoría de la gente que acudía a conocerlo era occidental. Su historia personal y su nivel cultural sumados a su enorme capacidad de comprensión lo convierten en un maestro ideal para establecer vías de comunicación entre oriente y occidente, entre lo espiritual y lo material.