Tan infinito como el espacio

Tan_infinito_como_el_espacioTan infinito como el espacio es el número de seres vivientes. Sin embargo, tendemos a pensar que las únicas relaciones que nos vinculan a otros seres son las que tenemos actualmente. En nuestro vecindario, nos gustan unos pocos, nos disgustan otros tantos e ignoramos al resto. Basándonos en esta discriminatoria e limitada percepción de los demás, seguimos dando votos al apego y a la agresividad. Así es como acumulamos karma, la fuerza conductora del Samsara.

Si pudiéramos visionar la secuencia sin fin de las vidas que hemos dejado atrás, sabríamos que no hay ni un solo ser en la Tierra que no haya sido nuestro padre o nuestra madre, y no solo una vez sino muchas. Para devolver el amor y amabilidad que nos han mostrado, debemos cultivar el cariño y la compasión hacia todos ellos, como hacen los grandes iluminados. Por encima de todo, debemos aspirar desde lo más profundo de nuestra alma, a ser capaces de conducirles hacia la perfecta iluminación, sin dejar atrás a uno solo de ellos. El mérito que nace de tal anhelo es proporcional al número de seres, así que el deseo de liberar a innumerables seres puede engendrar una cantidad formidable de méritos.

Dilgo Khyentse y Padampa Sangye
Del libro “Los cien versos de consejos”
artdetat.com

Donde está mi mayor problema,
allí también está mi mayor oportunidad, allí mi tesoro.

Allí entro en contacto con mi verdadero ser.
Allí quisiera hacerse vivo algo, florecer algo”
Anselm Grün

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *