Yo soy el que soy

Niña“La espiritualidad es sobre todo sentir que “yo soy el que soy”. Si un niño percibe que nadie toma en serio su identidad, se siente herido en su yo más profundo. “La herida espiritual es realmente responsable más que cualquier otra cosa, de que de adultos sigamos siendo unos niños sin autonomía y enormemente vergonzosos. La historia del ocaso de un hombre o una mujer comienza precisamente cuando a ese estupendo, valioso, peculiar y precioso niño el “yo soy el que soy” ya no le dice nada en absoluto” (Bradshaw,66)
Al niño se le hiere en su yo más profundo cuando no se le ama por sí mismo, por lo que es. “La frustración del anhelo del niño de ser amado como persona, y de experimentar que su amor también es aceptado, constituye el mayor drama que le puede suceder. Los padres en una familia desunida no están en condiciones de darle al niño lo que necesita, pues ni ellos mismos lo tienen. Lo que pasa en realidad es que a la mayoría de los niños de familias desunidas se les causan mayores heridas precisamente cuando más daño les hacen”. Estas heridas les mueven a cerrarse interiormente y a creer por despecho que no necesitan para nada el amor. Pero se trata de una reacción a la desesperada que endurece al hombre cada vez más y cada vez le deja más vacío. Protegerse contra esta herida le lleva a aislarse de los demás y le incapacita para entablar una relación auténtica. Eso lleva a la persona a decir no a un amor por el que en realidad suspira en lo más hondo de su ser”

Anselm Grün
Del libro “Portarse bien con uno mismo”

artdetat.com

“Para vivir una vida auténtica, tendríamos que dejar todas las ilusiones
que nos hemos hecho sobre ella”
Anselm Grün

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *