A Jesús no vamos, sino que venimos

A_Jesús_no_vamosA Jesús no vamos, sino que venimos. Venimos a él porque por él regresamos a casa. Nuestra casa, nuestro lugar original y originante, es la vida trinitaria, en la que tres son uno porque el Ser es comunión e interrelación en esta permanente de donación. El Ser uno y único se nos comunica desde la profundidad de sí mismo como Fuente originaria (Padre), como receptáculo con capacidad constitutiva de acoger (Hijo) y como Flujo constante de devenir para dejar que los seres advengan (Espíritu). Se nos invita a participar de esta relación sin que en ningún momento hayamos dejado de estar en ella. Por esto venir. En Dios está contenida la realidad toda. No hay realidad fuera de Dios. Dios es el nombre de lo Real en su estado pleno, Fontal y final a la vez. En medio, entre la fuente y el mar, está la creaturalidad, el acto procesual de tomar conciencia de que en Él “nos movemos, somos y existimos”.

Xavier Melloni
Del libro “El Cristo interior”
artdetat.com

“Dios es el medio de acercarse a Él”
A. Blay

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *